“Todo lo que canté en el Carnegie Hall estaba muy vinculado conmigo”

Tras regresar de Nueva York, Sabina Puértolas ha compartido sus impresiones sobre la memorable noche vivida en el Carnegie Hall. “Llevo mucho tiempo cantando zarzuela y me encuentro muy a gusto cantándola. Canté algo de lo que estaba muy convencida, y además se me permitió hacerlo a mi manera. Me lo pasé muy bien, parecía que estaba en el salón de mi casa. El maestro, Juanjo Mena, respiró conmigo, porque a los dos nos encanta hacer música. En este concierto hubo momentos mágicos porque éramos un grupo de gente que estábamos disfrutando de ese momento tan especial para la música española”, ha resumido sobre su experiencia.

Puértolas ha llegado a sentirse “abrumada” ante la gran repercusión mediática que ha tenido este concierto, organizado por el Teatro Real de Madrid: “Fue brutal. No paraba de recibir mensajes y capturas de pantalla de las televisiones. En Nueva York me di cuenta de que los medios de comunicación estaban volcados con este concierto y sentí todos los ojos puestos sobre mí”.

Para la soprano, uno de los momentos más emotivos fue al finalizar el concierto, cuando vio que el público se ponía en pie: “Yo me hubiera puesto a saltar de alegría, pero me contuve. Para mí hubo un ‘feeling’ especial con el público”.

La zarzuela es un género que le ha acompañado a lo largo de su ya extensa carrera: “Todo lo que canté en el Carnegie Hall estaba muy vinculado conmigo. ‘Doña Francisquita’ la debuté en el Teatro de la Zarzuela, y también ‘La tabernera del puerto’. También he cantado muchísimo ‘Me llaman la primorosa’ de ‘El barbero de Sevilla’ y ‘Carceleras’ de ‘Las hijas del Cebedeo”.

Puértolas también ha querido remontarse a los inicios de su carrera: “Precisamente debuté con zarzuela en el Teatro Gayarre, de la mano de Ignacio Aranaz. Con él hice ‘La serva padrona’ y ‘El asombro de Damasco’. Él fue quien me dio la primera oportunidad de hacer algo en escena”, recordó.

Leave a Comment

Your email address will not be published.