La entrevista | Toni Bou: “Sé que esta racha no es normal”


20/09/2022 a las 13:55

CEST


El piloto del Repsol Honda perpetúa su dominio en el trial tras conquistar su 32º título mundial a los 35 años

No pierde un campeonato desde 2007, aunque asegura que está preparado para el declive: “Llegará el momento y no me volveré loco con las derrotas”

Toni Bou ha celebrado en SPORT su nuevo doblete en el Mundial de trial después de conquistar otras dos coronas (indoor y outdoor) y elevar el listón a 32 títulos consecutivos, un palmarés impresionante o como el mismo reconoce, “del todo surrealista”. Y es que el piloto de Piera, de 35 años, no pierde un campeonato del mundo desde 2007 y en 260 pruebas solo ha dejado de subir al podio en 6 ocasiones. Esta temporada ha superado la barrera de los 200 triunfos y no se cansa de ganar: “¿Retirarme? Ni lo pienso”, dice.

Enhorabuena, viene de encadenar dos títulos en apenas dos semanas…

Ha sido un año raro, ganar dos títulos tan seguidos no me había pasado nunca. Sí que sabíamos que la última carrera indoor podía caer del calendario como al final ocurrió, pero fue un poco sorpresa, estábamos super concentrados en el TrialGP y llegó el título indoor. Han sido dos semanas muy intensas y estoy super contento, hemos hecho una temporada muy buena. Con cuatro victorias en el campeonato bajo techo, que salió perfecto, y el nuevo éxito en el Mundial al aire libre, que costó más. Tuvimos que tirar un poco de veteranía, de regularidad, para solventar las situaciones complicadas.

¿Con cuántos mundiales soñaba cuando empezó?

Con uno, soñaba con el primero. Todo lo que ha ido viniendo después era inimaginable. Es verdad que cuando llevaba cuatro o cinco, el número siete de Tarrés o Lampkin empezó a rondarme por la cabeza, luego los diez, los veinte, treinta…32 es una animalada, una cifra increíble. Pero al plantearme objetivos, siempre miro año a año, no más allá, y eso me ha funcionado.

¿Sabe si existe una racha tan espectacular como la suya en otras disciplinas deportivas?

Hombre, no sé si hay algo similar en otro deporte. Es complicado ganar los dos títulos durante 16 años consecutivos, es mucho, las cosas han salido bien y agradezco a todo el mundo que me ha ayudado durante este tiempo a llegar tan lejos, a todos los que de alguna manera me lo han hecho más fácil.

¿Entiende que sus rivales estén desesperados?

Un poco sí, seguro, la verdad, porque encontrarte con un piloto tan competitivo durante tantos años y sabiendo que aunque un día le ganes, tiene muchas armas para volver a estar delante es bastante duro. Eso forma parte del deporte individual, poder mostrar a tus rivales que nunca te rindes y que siempre estás ahí.

El año pasado se marcó el desafío de los 30 títulos y ahora ha llegado a los 32. ¿Qué le motiva de cara a la próxima temporada?

Este año hemos cumplido un objetivo menos ambicioso pero que nos hacía mucha ilusión, que fue alcanzar las 200 victorias en el Mundial. Era el único reto que nos quedaba y a partir de aquí toca más que nunca disfrutar. Hay que intentar ganar lo máximo posible y si no se puede, pasarlo bien porque nos lo hemos merecido después de todo lo que hemos luchado. Y bueno, mirar siempre hacia adelante y tratar de conseguir más cosas.

¿Cuál es el título que más le ha emocionado?

El primer título es algo irrepetible, porque lo has soñado desde pequeño. Es al que más vueltas le das, el que más te dura la euforia… te levantas por las mañanas pensando en lo que has conseguido. Todos los títulos son especiales pero ninguno puede compararse al primero.

¿En qué modalidad se siente más cómodo, bajo techo o al aire libre?

Soy más de indoor porque vengo del bike trial, mi pilotaje es más natural , el público está más cercano, todo pasa más rápido, todo se resuelve en un día. El outdoor también me gusta y lo disfruto, pero son carreras más largas, no es tan explosivo.

Esta temporada hizo vibrar como nunca a la afición en el Palau Sant Jordi…

Es de los años que mejor me lo he pasado, fue una gran carrera, con pocos errores y sobre todo sin tantos nervios como como el año anterior. En 2021, con solo dos carreras en el calendario indoor, había mucha presión porque podía pasar de buscar el Mundial número 30 a perderlo en casa. En mi carrera quizá fue el momento más complicado. Aquello me hizo madurar y valorarlo.

¿Ha cambiado mucho la moto que utiliza?

La moto para el indoor este año era más potente, mientras que para el TrialGP optamos por seguir con la del año pasado, porque me daba más regularidad. Los resultados nos han dado la razón ya que hemos ganado un poco por esa regularidad, no hemos marcado grandes diferencias como en años anteriores.

También ha habido ‘revolución’ en su box, con nuevo compañero, Gabriel Marcelli, y nuevo jefe de equipo, su ex compañero Takahisa Fujinami. ¿Qué tal el ambiente?

Tenemos un equipo muy completo. Gabri es un piloto joven, con un potencial increíble y que seguro que nos aportará mucho en los próximos años. La forma que tiene de ir moto es muy parecida a la mía y eso también es muy positivo para el equipo. En cuanto a ‘Fuji’ , estoy muy contento porque teníamos una relación de amistad muy grande como compañeros y hacer el cambio a team manager podía haber sido complicado, a veces pasan cosas al cambiar los roles, pero no ha sido el caso. Se ha entregafo al cien por cien en su nueva faceta y cada vez tendrá más experiencia y será cada vez mejor manager.

Ultimamente se han retirado mitos deportivos como Valentino Rossi, Serena Williams o Roger Federer. ¿Usted se lo está planteando a corto o medio plazo?

No, no lo pienso. Disfruto de lo que hago. Cuando ganas es todo mucho más fácil. Tanto para mí como para el equipo, cuando tienes la recompensa, el premio por lo que has trabajado, resulta más fácil seguir hacia adelante. Sí que es cierto que el inicio de cada temporada cuesta bastante porque después de tantos éxitos sabes que como mucho puedes optar a repetir lo que ya has conseguido y todo lo que no sea ganar es una derrota, pero me he acostumbrado a lidiar con esa situación todos estos años.

Mientras el físico aguante, tiene cuerda para rato…

Desde luego. Hemos tenido un par o tres de temporadas difíciles por las lesiones y este año ha sido una gozada poder competir sin problemas, entrenar sin dolor.

¿Con qué recuerdos o sensaciones se queda del camino recorrido?

Me quedo con haber aprendido a superar los problemas físicos, los obstáculos técnicos… cuando hay dificultades y te sobrepones a ellas te enorgullece, te da más confianza para el futuro y te hace más fuerte.

¿Se siente preparado para encajar derrotas cuando se inicie su declive deportivo?

Es lo natural. Lo que no lo es, es haber ganado todos estos años de manera tan contundente y continuada. Soy muy competitivo pero toco de pies en el suelo y sé que lo que estamos viviendo, esta racha, no es muy normal y que 32 títulos es algo muy bestia. He tenido la gran suerte de poder lograrlo, pero también sé que llegará un momento en que la racha se acabará y no me volveré loco por eso.

¿Dónde guarda tantísimos trofeos?

Intento guardar la mayoría en casa de mi padre, porque así tengo más espacio en la mía. Yo me quedo solo con los más bonitos y con los que me traen recuerdos especiales, como los del año pasado en el indoor de Barcelona y Andorra o los de carreras en los que he pasado muchos nervios o que de alguna forma me han marcado.

¿Cómo le gustaría pasar a la historia o ser recordado?

Como un piloto super competitivo, perfeccionista, que lo deja todo en la pista y gane o pierda siempre intenta dar el máximo.

Leave a Comment

Your email address will not be published.