Gianni Boncompagni y Sergio Japino




“Amore, amore. No sé qué me sucede, cuando te acercas pierdo la razón”, cantaba Raffaella Carrà. El amor era el protagonista en la mayoría de sus canciones. Lo cierto es que la icónica artista italiana sabía de lo que hablaba. Éxito tras éxito, cualquiera podría pensar que la vida privada de Raffaella estaba en un relegado segundo plano, pero además de su carrera, la cantante vivió dos grandes historias de amor. Nunca llegó al altar, ni tampoco tuvo hijos con ninguno de los hombres con los que compartió su vida. No creía en el matrimonio, tal y como ella misma explicó en más de una ocasión. En cambio, sí que tenía la ilusión de convertirse en madre algún día. Sus compromisos profesionales truncaron su deseo. 

Exitosa, carismática, inolvidable… Quién no se iba a enamorar de Raffaella Carrà. Incluso el mismísimo Frank Sinatra estuvo durante mucho tiempo detrás de ella. Entre ellos no llegó a surgir nada porque la cantante le paró los pies. Fueron compañeros en el rodaje de la película El coronel Von Ryan. Él le mandaba cada día un ramo de flores, un bonito gesto que para nada ablandló el corazón de Raffaella. Por aquel entonces, él tenía 50 años y ella solo 22. 

Gianni Boncompagni, su primer gran amor

Raffaella Carrà y Gianni Boncompagni se conocieron en 1968 en una entrevista. Él era un conocido presentador y ella acaba de empezar su prometedora carrera. Después de su decepción en Hollywood, volvió a Europa, donde con el tiempo se convertiría en una estrella. La diferencia de edad entre ellos, él tenía 36 y ella 25, no fue un problema para iniciar su relación. Aunque esos once años le sirvieron a Gianni para enamorarse, formar una familia y enviudarse. El presentador tenía tres hijas, Claudia, Paola y Barbara, que acabaron llevándose de maravilla con su madrastra. 







Raffaella Carra y Gianni Boncompagni GTRES GTRES

“Necesitaba un hombre mayor que me diera seguridad, una figura masculina capaz de reemplazar, en mi imaginación, la de mi padre, un verdadero playboy“, confesaba en una entrevista para el Corriere dell’Umbria. Además de su primer gran amor, Gianni Boncompagni le ayudó a componer algunas de sus canciones más populares, como “Fiesta“. Sin embargo, aquella relación terminó en ruptura. Ambos mantuvieron su amistad y siguieron trabajando juntos en el terreno profesional, hasta que él falleciera en 2017. 

Su historia de amor con Sergio Japino

Sergio Japino le vimos roto de dolor en la capilla ardiente, el día que despedimos a la gran Raffaella Carrà. Fue él el encargado de comunicar la noticia de su fallecimiento a los medios. Por aquel entonces ya no seguían juntos, pero igual que la de Gianni Boncompagni, Japino se mantuvo a su lado de manera incondicional. El coreógrafo y la cantante italiana iniciaron su romance en los 80. Una década después, decidieron tomar caminos separados en cuanto a su vida sentimental. A pesar de tener un pasado amoroso, los dos estuvieron muy unidos hasta la muerte de Raffaella. 







Raffaella Carra y Sergio Japino GTRES GTRES

La noticia de su ruptura saltó a los medios cuando Raffaella Carrà fue pillada por los paparazzi junto a otro hombre. Fue entonces cuando tuvo que salir a dar explicaciones y confirmar su separación. “Raffaella y yo estamos unidos en el alma. Somos más que hermanos, tenemos la misma sangre, no sé cómo decirlo. Una historia de amor normal es muy pequeña comparada con la que tenemos”, aseguraba después de terminar su relación Sergio Japino. 

Leave a Comment

Your email address will not be published.